Acción

A  nivel nacional, la retroalimentación de los hallazgos y recomendaciones, y el diseño final de las  “rutas de acción”, se canalizará a través del espacio de diálogo constituido por “Mesas de Impulsores”, que incluye la participación de medios de comunicación, políticos e instituciones de la sociedad civil.

Los actores político-institucionales podrán usar las “Rutas de acción” diseñadas como una guía para el impulso de reformas en pro de un acceso y ejercicio paritario de los derechos políticos de las mujeres.

La sociedad civil podrá contar con un “norte” claro y concreto para la construcción de una estrategia común de incidencia en las instituciones.

A nivel regional, se generarán espacios de diálogo y retroalimentación entre los países a través de espacios virtuales, o por medio del desarrollo de foros regionales (presenciales o virtuales) o redes pro-paridad.