¿Cuál es la situación de la Paridad Política en América Latina?

  • Desde 1980, se ha elegido democráticamente a seis mujeres como presidentas de la
    República y tres de ellas han sido reelegidas: Cristina Fernández, Dilma Rousseff y Michelle Bachelet.
  • En 2013 el 25% de los cargos ministeriales de 18 países de la región lo ocupaba una mujer, (IDEA Internacional, 2013).
  • 15 países tienen legislación sobre cuotas o paridad, con porcentajes del 20 al 50%, para puestos de elección popular, si bien los resultados son divergentes, en función de la voluntad política o de la aplicación efectiva de la ley.
  • En los últimos años, ese avance se ha plasmado en un debate pro-paridad que ha llevado a cinco países, Bolivia, Ecuador, Costa Rica, Nicaragua y México a adoptar una cláusula del 50-50 mediante una legislación que cuenta con los requisitos para alcanzar resultados cercanos a la paridad en cargos de elección popular (ONU Mujeres, 2016).
  • En el 2015, Bolivia logra un 53,1% de diputadas y México, Ecuador y Nicaragua han logrado sobrepasar el 40%. Tres países han superado el 30% (Argentina, Costa Rica y El Salvador), mientras el resto de los países de la región se encuentra por debajo de este porcentaje.
  • Seis países alcanzan o superan ese porcentaje en las máximas instancias judiciales, como Cortes Supremas o Tribunales Supremos: Nicaragua, Ecuador, Costa Rica, El Salvador, Venezuela y Bolivia.
  • Aun en 2017, persiste una bajísima representación de mujeres en cargos de alcaldesas o concejalas a nivel local o subnacional. En 2012 sólo dos países superaban el 20% de alcaldesas, Bolivia con 22% y Uruguay con 25.3%, destacando este último que pasó de no tener alcaldesas a liderar la región a raíz del proceso de descentralización. Nicaragua cuenta con 16%, Chile con 12.5%, Costa Rica con 12.3%, Brasil con 11.8% y El Salvador con 10.3%. Nueve países se ubicaban por debajo del 10%. (PNUD, 2012).
  • El rol de los Órganos Electorales resulta fundamental para proteger y garantizar los derechos políticos y electorales de las mujeres, en todo el ciclo electoral, pre-electoral y post-electoral (cómo se ha visto en los casos de México y Costa Rica).
  • Las mujeres son el 51% de la militancia de los partidos, pero solo constituyen un 19% de los comités ejecutivos nacionales (BID, IDEA Internacional, 2010).